News
News

Catálogos musicales: ¿A qué se debe el boom de su compra-venta?


Y es que, en plena crisis de la industria musical y tras más de año y medio sin apenas ingresos por directos, los artistas ven una luz al final del túnel con la venta de su catálogo musical. En el artículo de hoy vamos a analizar el porqué del boom de la compra-venta de catálogos.

• “El canadiense Neil Young cede el 50 % de los derechos de autor de su catálogo musical, que comprende unas 1.180 canciones”.
• “Bob Dylan vende su catálogo de música grabada a Universal Music en un acuerdo histórico”.
• “Hipgnosis Songs Fund adquiere todo el repertorio de la cantante Shakira compuesto por 146 temas en total”.
• “Warner Music adquiere el catálogo de David Guetta vende su por $100 millones”.
Antes de meternos de lleno en el porqué de esta tendencia, veamos qué significa exactamente vender un catálogo musical.

Lo primero y más importante que tenemos que tener en cuenta es que cuando escuchamos una canción en la radio, televisión, en directo o en cualquier plataforma de streaming se están generando dos tipos de derechos y, por lo tanto, dos tipos de ingresos: uno para la composición musical (propiedad del autor o editorial) y otro para la grabación del sonido/master (propiedad del artista o discográfica). Llegados a estepunto, y en lo que a venta de catálogos se refiere, nos vamos a centrar en los primeros.

Son muchos los que creen que cuando un artista/autor vende su repertorio, o lo que es lo mismo, su catálogo de canciones, está vendiendo directamente sus derechos como autor. Y en cierta medida sí, pero no del todo, pues dentro de los derechos de autor hay que hacer una distinción entre los derechos morales que no se pueden vender ni ceder- y los derechos patrimoniales o de explotación -que generan beneficios económicos-

Estos últimos son justamente a los que el autor/artista renuncia cuando vende su catálogo. En el momento en que el artista “vende” su música está vendiendo tanto los ingresos futuros que se generarán con sus canciones, como el derecho a decidir qué uso se le da a esta música, como por ejemplo, sincronizarla en un anuncio, una serie o una película.

Cuando un artista de la talla de Shakira, Bob Dylan o David Guetta vende su catálogo, en realidad está vendiendo un tanto por ciento (que puede ser parcial o total) de los derechos sobre esas canciones, además del derecho a decidir dónde, cuándo y cómo sereproducirán esa música de aquí en adelante (los llamados derechos de comunicación pública). Y ahora en castellano: cuando un artista/autor cede los derechos de explotación sobre su repertorio, el artista/autor en cuestión renuncia a cobrar los ingresos que se generen a partir de la firma del contrato- con las canciones que venda, que pasarán a ser cobrados entonces por la discográfica, fondo de inversión, o cualquier entidad que compre esos derechos. Y os preguntaréis..

¿Por qué querría un artista vender su catálogo?
1. Falta de eventos en directo. Una de las mayores fuentes de ingresos para cualquier artista es, junto con los ingresos por streaming, el directo. Y precisamente no es que haya habido muchos conciertos en el último año y medio. La mayoría de las giras han sido canceladas debido al Covid19, es por eso que los artistas se han visto con la necesidad de una vía más rápida de generar dinero.
2. Facilidad y comodidad. Cuando el artista vende su catálogo, no es un préstamo ni un adelanto, no genera una deuda ni tampoco cede o vende su propiedad intelectual -derechos morales.
Es una única operación en la que vende el derecho de cobro de sus ingresos futuros. Y lo puede hacer tanto por la vida del copyright o por solo unos años. Simple, efectivo y, sobre todo, rápido.
3. Cash. No es oro todo lo que reluce. Y es que, aunque veamos a los grandes de la música montados en el dólar, muchas veces necesitan liquidez, y la venta de su catálogo les proporciona precisamente eso: dinero aquí y ahora. Se trata, literalmente, de ganar hoy lo que a lo mejor, cobrarían por derechos de autor dentro de diez años.

¿Y por qué es tan interesante comprar catálogos musicales?
1. El comportamiento de la música de catálogo es estable y predecible. La enorme cantidad de datos que tenemos a golpe de clic sobre el consumo en streaming permiten estudiar el valor
actual de una canción y finalmente hacer una predicción de losingresos que generará en el futuro.
2. Aumento del consumo de música en digital. Debido a la falta de conciertos por la pandemia en la que todavía estamos inmersos, el consumo de música en las plataformas de streaming no ha hecho más que aumentar. Incluso en estas circunstancias tan imprevisibles, la música en formato digital se ha comportado siguiendo las previsiones, con tendencia al alza y crecimientos récord. Goldman Sach, directivo de uno de los grupos de banca de inversión y valores más importantes del mundo, prevé que los ingresos por consumo digital se multiplicarán x2 hasta el año 2030.
3. Rentabilidad. La música se ha vuelto el activo financiero más rentable de esta era. Los bajos tipos de interés suponen que sea una inversión rentable muy lejos de los altibajos del mercado de valores.
4. Seguridad. Lo que es bueno es bueno. Lo que gusta gusta. Y eso lo sabemos todos. Uno de los grandes atractivos de la compra-venta de catálogos es la seguridad de que loya consolidado tendrá continuidad generando ingresos. Si lleva generando ingresos 50 años, lo más seguro es que lo siga haciendo, por lo menos, 10 años más. Y es que “La Macarena” la bailaron nuestros abuelos, la bailaban nuestros padres, la bailamos nosotros y la bailarán nuestros hijos.
5. El nacimiento de nuevas tecnologías. Nuevas iniciativas como blockchain, hacen mucho más sencilla la tarea de gestionar los derechos. Con estas nuevas herramientas se mejora la gestión y se optimiza la calidad de datos para mejorar el reparto de derechos.

Vía: www.larrosa.pro